domingo, 7 de enero de 2018

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, México. Día 14 ¡siempre alegre, siempre festiva!

Después de recorrer varios museos mi sobrino y yo regresamos al hotel a descansar un poco de la buena caminata que nos aventamos esa tarde, ya estaba por caer la noche cuando invité a él y a mi madre a recorrer de nuevo las calles del centro, ya que yo quería seguir conociendo esta hermosa ciudad, pero mi sobrino decidió quedarse en el hotel, así que solo me acompaño mi mamá.

Caminando llegamos hasta un sitio donde se presentaban varias danzas representativas del estado, el ambiente era muy festivo, y es que Oaxaca en realidad así es; muy alegre, la música y la danza siempre están presente en la vida de los oaxaqueños, tanto así que en el mes de julio las 8 regiones del estado se reúnen en la capital en la fiesta más grande de Oaxaca; La Guelaguetza, (término zapoteca que significa compartir) donde muestran sus bailes, sus indumentarias, su música y sus tradiciones y eso fue básicamente lo que nos tocó apreciar a mi madre y a mi esa tarde-noche, una pequeña representación de esa gran fiesta de los oaxaqueños. Y bueno, mi madre y yo nos quedamos hasta que nos cayó la noche disfrutando ese bonito espectáculo: