sábado, 9 de enero de 2016

Tlatelolco, Ciudad de México. Día 6 "Espacio de la ciudad cargado de Historia"

Hola amigos, después de conocer Guanajuato continué mi viaje a la ciudad de México. Durante mi estancia en el Distrito Federal conocí muchos museos y áreas turísticas de la ciudad y alrededores. Empezaré mis relatos con mi visita a Tlatelolco. 

En esa ocasión me hospedé cerca de Tlatelolco, así que no hubo necesidad de tomar ningún tipo de transporte para trasladarme, solo caminé un par de cuadras para llegar, pero si ustedes no se encuentran hospedados cerca de la zona, pueden llegar a ella en Taxi, Uber, en Metro, hay mucho transporte público que llega a la Delegación, incluso el Turibus llega a Tlatelolco, solo hay que elegir la ruta Basílica: http://www.turibus.com.mx/index.php?s=CircuitosPrincipales. Bueno amigos aquí le dejo algunas fotos de Tlatelolco:

Esta es la Zona arqueológica de Tlatelolco. Según especialistas en historia, Tlatelolco fue el último bastión de la resistencia indígena en contra de los españoles. Sin embargo, ahí fue donde toman prisionero a Cuauhtémoc.

De la antigua ciudad solo quedan los restos de algunos edificios, Tlatelolco fue una ciudad fundada por los tlatelolcas, tribu mexicas que se separaron de los tenochcas, fundadores de México-Tenochtitlan

La ciudad de Tlatelolco fue saqueada y destruida por los conquistadores españoles, las piedras de los distintos edificios fueron usados para construir el Templo de Santiago, sobre los restos de los antiguos Teocalli prehispánicos.

Misioneros franciscanos construyeron el Templo de Santiago Apóstol de estilo barroco dedicado al santo patrón de España. En su interior se encuentra la pila baptismal donde fue bautizado Juan Diego, el indígena que de acuerdo a la tradición se le apareció la Virgen de Guadalupe en 1531.

Plaza de las Tres Culturas, se le conoce así porque en ella se reúnen vestigios de las pirámides del México prehispánico, el Templo de Santiago Apóstol perteneciente al México de la Colonia y el México Moderno, representado por los modernos edificios aledaños.

En la plaza hay una enorme placa en piedra conmemorativa de la caída de Tlatelolco que dice: El 13 de Agosto de 1521 heroícamente defendido por Cuauhtémoc cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue triunfo ni derrota, fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy.

En esa misma plaza en 2 de octubre de 1968 se llevó a cabo una de las matanzas de estudiantes más sangrientas en la historia no solo de la ciudad de México sino del país entero.

muy cerca de la plaza se encuentra el museo Memorial del 68 donde se exhibe lo acontecido el 2 de octubre, el autoritarismo que se vivía y las peticiones de los estudiantes.

Otro acontecimiento que se vivió en Tlatelolco y que marcó a la ciudad y el país entero fue el Terremoto de 1985. La imagen del edificio Nuevo León derrumbado se convirtió en una de las más representativas de la tragedia, la caída del Nuevo León dejó casi 500 muertes oficialmente, aunque los vecinos señalan más de mil.

En Tlatelolco la vida cultura es muy intensa, ya que se encuentra algunos recintos culturales de importancia como el Centro Cultural Universitario donde se exponen arte en todas sus manifestaciones.

También caminando entre sus edificios podemos apreciar arte urbano.

Murales en edificios de la Unidad Tlatelolco.

También cuenta con un hermoso parque-jardín.

Ahí mismo, en Tlatelolco se encuentra parte de lo que fue el Tecpan, que era la casa de gobierno del señorío de indígenas, y donde gobernó Cuauhtémoc. Este sitio de gran importancia histórica y belleza arquitectónica, se conservó hasta el primer tercio del siglo XIX. Después, para dar paso a la prolongación de la avenida Paseo de la Reforma fue fragmentado, hoy solo queda un cuarto; recinto de homenaje a Cuauhtémoc que muestra la pintura "Cuauhtémoc contra el mito" de David Alfaro Siqueiros.

Tlatelolco, dicen los especialistas, es un lugar marcado por el infortunio, donde se presentaron los episodios más dramáticos del país, es un lugar que conserva su nombre prehispánico y su memoria,  sin duda, es un lugar cargado de Historia.

La ciudad de México nunca deja de sorprenderme, en todos sus espacios encuentro huellas de sus rico pasado. Amigos en el próximo post seguiré hablando de lo que pueden visitar en Tlatelolco los espero, saludos a todos a todas!