martes, 17 de enero de 2017

Quiahuixtlan, Veracruz, México. Dia 7 "Visitamos un cementerio Totonaca en las faldas del cerro de los Metates"

Eran las 11 de la mañana cuando terminamos nuestra visita a La Antigua y decidimos ir a conocer el Cementerio Totonaca de Quiahuixtlan, ¿como llegamos ahí? en la Antigua abordamos un taxi colectivo que nos cobró $60 pesos mexicanos por dos personas (precio de 2015) hasta la ciudad de Cardel, (aproximadamente 20 minutos de recorrido) una vez en esa ciudad, nos dirigimos a una pequeña central de autobuses y abordamos un autobús hacia la zona arqueológica, (al boletero le dijimos que íbamos al cerro de los Metates) pagamos $30 pesos por ese viaje por persona y el tiempo de recorrido de Cardel hasta la desviación que nos lleva al cementerio es de 1 hora aproximadamente.

Recomiendo que le digan al chofer del autobús que van al Cerro de los Metates, así es como se conoce a este cementerio, por lo que pidan que los baje en la desviación que va hacia el cerro.

En este punto de la autopista, es donde tienen que bajar. El chofer del autobús donde viajamos creo que se confundió y paró mucho más lejos de ese lugar, por lo que tuvimos que caminar mucho para llegar de nuevo ahí, eso nos hizo perder mucho tiempo.

Y no solo caminamos de regreso, si no que subimos un buen tramo para llegar a la zona arqueológica. Durante el trayecto pedimos aventón a los pocos carros que pasaban, pero no corrimos con suerte!

Después de una buena caminata, llegamos al sitio, eso si muy cansados y empapados de sudor, el lugar es muy húmedo.

La entrada a la zona arqueológica tiene un costo, lo que pagamos nosotros en 2015 fue $ 39 pesos por persona

Tumbas Totonacas tipo mausoleo en el cementerio Quiahuixtlan, el sitio es de gran originalidad.

Este cementerio contaba con un sistema de enterramientos primarios y secundarios. Se dice que en la parte más alta del cerro se encontraban las tumbas de los nobles, estas tres tumbas están en lo alto del cerro muy alejadas de grupo de tumbas de la foto anterior.

El cementerio formaba parte de una ciudad entera, delimitada por plazas, juegos de pelota, terrazas y escalinatas.

Los Totonacas adecuaron el cerro para formar terrazas, lograron un desarrollo urbanístico audaz.

Quiahuixtlan es una zona arqueológica majestuosa con vista al Golfo de México, miren como el río se une al Golfo.

Quiahuixtlan proviene del náhuatl y significa: lugar de lluvia

El azul de las aguas del Golfo de México resalta la hermosura de esta Necrópolis Totonaca.

Se dice que las tumbas estaban pintadas de blanco y eran de diferentes tamaños según la importancia del cadáver.

El cementerio se encuentra en la falda del cerro Bernal mejor conocido como el Cerro de los Metates, ubicado en el municipio de Actopan. Desde ahí se aprecia impresionante el Golfo de México.

casi un centenar de tumbas están esparcidas en esta Necrópolis.

Si andan por el puerto de Veracruz, visiten esta fascinante zona arqueológica.

Pasada de las tres de la tarde salimos de la zona y emprendimos la caminata para llegar de nuevo a la autopista

Mientras caminamos nos tocó mirar excelentes paisajes. No teníamos mucho tiempo caminando, cuando un auto que bajaba nos ofreció un aventón hasta la autopista, eran unos turistas que habíamos visto en el cementerio, nos hizo muy bien ese aventón :D

De nuevo nos encontrábamos en la autopista, esperando un autobús con rumbo a otra zona arqueológica de Veracruz que conocimos y que se ubica muy cerca del lugar donde nos encontrábamos, en el próximo post le contaré de ella. los espero, saludos!