domingo, 4 de octubre de 2015

San Miguel de Allende, Guanajuato, México. Día 2 "Ciudad tradicional y cosmopolita color ocre"

La quinta y última parada del Tour "Ruta de la Independencia" fue en la ciudad de San Miguel de Allende. Esa ciudad es una de tantas joyas que tiene México, fue fundada como misión en el siglo XVI y se dice que es una de las ciudades más hermosas del país y del mundo. En el año 2008 la UNESCO la reconoció como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Llegamos ya entrada la tarde, el guía nos comentó que teníamos dos horas para recorrer las calles del centro histórico. Yo les recomiendo que cuando visiten esta ciudad se queden dos días, ya que un par de horas no basta para descubrir todo lo que ofrece San Miguel, confieso que me quedé con muchas ganas de seguir conociéndola, por eso, en la primera oportunidad que tenga, regresaré de nuevo. Por lo pronto aquí les dejo unas fotos de esa tarde.

La plaza publica de San Miguel es una plaza muy divertida, con mucho movimiento y colorida.

Turistas y locales admiran, disfrutan y viven esa bella ciudad

 Artesana de San Miguel, vendedora de muñecas tradicionales.

Por sus calles predominan sus templos que datan de la época colonial

En el corazón de la ciudad se levanta imponente la Parroquia de San Miguel Arcángel, que se ha convertido en el símbolo de la localidad.

Fray Juan de San Miguel, fundador de San Miguel El Grande, hoy San Miguel de Allende en 1542.

Templo de San Rafael.

Cúpula y concha de la entrada principal del Templo de Nuestra Señora de la Salud.

Templo de San Francisco, con una fachada abundantemente adornada, los santos esculpidos en cantera que se observan son; San Francisco, Cristo crucificado, la inmaculada concepción, San Juan entre otros.

En esa ciudad nació el insurgente Ignacio Allende, la ciudad lleva su apellido en su honor.

En el corazón de San Miguel, sobresalen las estrechas calles empedradas y casonas con fachadas de la época de la colonia, pintadas todas en tonos ocres cálidos; térreos, cafés, rojos óxidos, carne, terracota, palo de rosa, naranjas y amarillo, con toques de cantera y herrería fundida. Los balcones de las casas le otorgan un aire romántico a sus callejones.

         
San Miguel es una ciudad de jardines, aún cuando no son visibles a primera vista, al caminar por la ciudad, descubrimos; plazas, plazuelas, patios interiores y tejados cubiertos de exuberante vegetación y coloridas flores, por eso hay que perderse por sus calles. Las vendedoras de artesanías están por todas las calles de la ciudad, compren sus productos y no regateen sus precios, pues es la forma en que se ganan la vida estas mexicanas valiosas.

Esa ciudad actualmente se ha colocado como uno de los destinos favoritos de turistas nacionales y extranjeros y también como lugar de residencia de muchos artistas, debido a su ambiente bohemio y relajado. San Miguel se ha convertido en una ciudad muy cosmopolita, cuenta con excelentes restaurantes, bares, hoteles boutique, tiendas de ropa, joyerías y decenas de galerías de arte. 

La revista Condé Nast Traveler, que cada año publica la lista de Las 25 Mejores ciudades del mundo para visitar, ubicó a San Miguel de Allende como uno de los mejores destinos del mundo, primera ciudad mexicana rankeada en esa importante revista de turismo global. 

Saludos nos leemos pronto! :D