martes, 7 de junio de 2016

San Pedro Garza García, Nuevo León, México. Día 7 "Subí a la cima del cerro del Chipinque"

Hola amig@s! ¿cómo están?, en este post relataré mi escalada a la cima del cerro del Chipinque, que es un área natural protegida del Estado de Nuevo León y se ubica en el municipio de San Pedro Garza García. Si visitan la ciudad de Monterrey, es un lugar que tienen que visitar, está a pocos minutos de la capital regiomontana. 

Si ustedes no quieren ir hasta la cima de la montaña, hay distintos miradores a donde se puede llegar en automóvil y donde se tienen buenas vistas de la ciudad de Monterrey, pero si su intensión es subir hasta la cima, como fue mi caso, hay que subir a pie por senderos que se han habilitado para ello. Es importante señalar que si es la primera vez que vas a subir, necesitas obligatoriamente el acompañamiento de un guía, además, deberás solicitar antes un permiso para subir, te recomiendo que sea con días de anticipación, todo el trámite es muy sencillo. Aquí te dejo la página de este parque ecológico para que resuelvas tus dudas y conozcas sus reglas: http://www.chipinque.org.mx/


A eso de las 5 de la mañana, tomé un taxi y me llevó hasta la entrada del Parque, ahí pagué el costo de acceso y empecé a subir hasta la meseta, donde me encontraría con el guía que me acompañaría hasta la cima. Quedamos de vernos en la meseta a las 8 de la mañana, yo subí hasta allá a pie por la carretera, fue un error, ya que tardé mucho en llegar, lo ideal era subir por los senderos ya que acortan el camino y el tiempo, otra opción era pedir aventón, pero no pensé que me llevaría mucho tiempo en llegar.

Una vez en la meseta, llegué después de casi dos horas de camino, ya me esperaba el guía para partir hacia la cima, ya iba un poco agotado por la caminata. Desde este punto se parte a distintos miradores, nosotros seleccionamos subir al mirador de la M


Este es parte del sendero que lleva al mirador, hay tramos donde se puede caminar sin ninguna dificultad y otros totalmente inaccesibles.


Subiendo la montaña, delante iba el guía. La verdad, se requiere de una buena condición física para subir, el camino se vuelve muy pesado conforme se avanza.


El guía subiendo por las rocas para poder avanzar.


Después de un par de horas caminando descansamos un poco y decidí desayunar. Te recomiendo que lleves algo muy ligero para desayunar y mucha agua. a! y guarda tus desechos.


Desde este punto ya se veía un paisaje impresionante de la ciudad y del cerro de la silla


En este punto el guía nos dijo que ya estábamos por llegar a la cima 

Y así fue, a unos cuantos metros estaba la cima del mirador, yo decidí no subir, ya que veía muy complicado hacerlo. En la foto a penas se distinguen el guía y el compañero de tour.

Esta foto me la tomaron desde la cima, en ese momento estaba pensando si subir o no.

 En un principio dije que no subiría, pero al ver a los compañeros ahí me dije; voy a subir no me vencerá mi miedo a las alturas.


Y con mucha precaución logré subir, debajo de la cruz hay un deposito con una libreta de apuntes, donde todos los que suben dejan sus mensajes, yo deje el mio.


ahí me encontraba en la cima, prueba superada!


Me tocó un día precioso, con sol ya que los anteriores fueron nublados y con lluvia, incluso temí que se cancelará mi subida a la montaña por ese clima adverso, pero no fue así afortunadamente.


Por un lado tenia una vista espectacular de la zona metropolitana de Monterrey.

y por otro la impresionante Sierra Madre Oriental de México a 2030 m.s.n.m


El emblemático cerro de la silla


Al fondo la cordillera del que forma parte el cerro de la silla


Es de indescriptible belleza lo que se mira desde la cima.


La naturaleza es imponente!


y bueno, después de estar un rato admirando la madre naturaleza, empezamos con el descenso.


La bajada fue menos pesada, pero siempre hay que caminar con precaución hay mucha piedra suelta, yo resbalé y caí un par de veces.


Senderos


Otra vista del cerro de la silla


A punto de llegar a la meseta desde donde partimos.


Una vez en la meseta donde iniciamos el ascenso, le pagamos al guía y nos despedimos de él. El costo por el acompañamiento fue de $1,300 por dos personas (2014). Desde esa meseta teníamos que bajar aún más para llegar hasta la caseta de entrada y para ello hay dos opciones si no vas en auto; caminar o pedir aventón.

Yo no quise caminar más, así que pedí un aventón para llegar hasta la puerta principal, justo cuando iba saliendo del parque llegó un taxi, lo abordé y me llevó de nuevo a la ciudad. Les recomiendo ampliamente visitar este parque, y sigan todas las recomendaciones que les indiquen, saludos, nos leemos pronto.