sábado, 26 de agosto de 2017

San Juan Chamula, Chiapas, México. Día 6 "Comercio y sincretismo religioso"


Como comenté en un relato pasado, este viaje fue realizado en el mes de diciembre de 2015, si bien el objetivo principal era conocer Chiapas, también planeamos pasar navidad en San Pedro Atoyac, un pueblo de Oaxaca que es lugar de nacimiento mío y de mi madre. Así que el sexto día fue el último que pasamos en Chiapas. Un día antes compré boletos de autobús con rumbo a la ciudad de Puerto Escondido, Oaxaca, desde donde nos trasladamos hasta nuestro destino final.

Como el autobús salía a las 9 de la noche teníamos libre todo un día completo en Tuxtla Gutierrez, por lo que decidimos regresar a San Cristóbal y una vez ahí nos fuimos a conocer el pueblo de San Juan Chamula, no sin antes entregar la habitación del hotel y dejar guardados nuestros equipajes ahí mismo.


Para ir a San Juan Chamula (Chiapas) tomamos un colectivo en los alrededores del mercado municipal de San Cristóbal de las Casas pregunten a la gente local, cualquiera les dirá donde se estacionan esas camionetas.


y bueno la camioneta no entró hasta el pueblo, nos dejó en la autopista y tuvimos caminar hasta el centro del pueblo, aunque no fue mucho lo que caminamos.


lo que más resalta de este pueblo es su templo o iglesia de San Juan, es su mayor atracción.


y su gran mercado con puestos ambulantes que abarca toda la plaza principal del pueblo


es un mercado 100% indígena 


ahí se vende de todo


no podían faltar los textiles


y bueno después de sacar unas fotos en los puestos del mercado nos fuimos a conocer el templo


se cobra un pequeña cuota para entrar al templo y esta prohibido tomar fotos del interior, incluso de las personas, tanto fuera como dentro del templo, así que hay que respetar eso.


En ese pueblo todo es místico nos tocó ver una procesión, y sin que me vieran tomé esta foto. Después de conocer el pueblo, regresamos a San Cristóbal y de ahí a Tuxtla Gutierrez, llegamos al hotel pasadas las 7 de la tarde, recogimos nuestros equipajes que habíamos dejado guardado y de ahí partimos a la central de autobuses de la linea ADO para abordar nuestro bus a Puerto Escondido Oaxaca. El autobús tuvo un retardo de más de dos horas, por lo que salimos casi a media noche de Tuxtla, nos esperaba más de 10 horas de viaje así que tratamos de dormir durante el trayecto.